Actualidad Internacionales

Rusia dispara misiles de cinco toneladas y media de la época de la Guerra Fría

El Ministerio de Defensa del Reino Unido ha afirmado que Rusia confía en los misiles de la época de la Guerra Fría, lo que supone un riesgo “grave” para los civiles, ya que las fuerzas de Putin se han quedado sin armas modernas.

Rusia y Ucrania - GuerraLa actualización diaria de los servicios de inteligencia del gobierno, el sábado, también ofreció nuevos detalles de los “intensos combates callejeros” en el este de Ucrania a medida que los soldados rusos retrocedían.

Los anticuados misiles Kh-22 de la década de 1960 son especialmente peligrosos, ya que “son muy imprecisos y, por tanto, pueden causar graves daños colaterales y víctimas”, escribió el Ministerio.

Es probable que Rusia esté utilizando los misiles pesados antibuque porque se está quedando sin misiles modernos más precisos, afirmó.

No dio detalles de dónde se han desplegado exactamente esos misiles. Tienen un alcance de unos 1.000 km (600 millas).

El Ministerio de Defensa añadió: “Fueron diseñados principalmente para destruir portaaviones utilizando una cabeza nuclear.

Cuando se emplean en una función de ataque a tierra con una ojiva convencional son muy imprecisos y, por lo tanto, pueden causar importantes daños colaterales y víctimas civiles”.

Ucrania desmanteló 423 misiles de la época de la Guerra Fría antes de 2006 tras firmar un tratado de desarme.

El ministerio concluyó: «Es probable que Rusia recurra a estos sistemas de armas tan ineficaces porque se está quedando sin misiles modernos más precisos, mientras que las defensas aéreas ucranianas siguen impidiendo que sus aviones tácticos realicen ataques en gran parte del país».

Las autoridades ucranianas no han confirmado el uso de los misiles de 5,5 toneladas.

Continúan los intensos combates en las ciudades orientales de Sievierodonetsk y Lysychansk, en los que supuestamente se han utilizado lanzallamas para atacar viviendas y campos de trigo.

El gobernador de la región de Luhansk, Serhiy Haidai, escribió anoche en Telegram que «muchas casas se quemaron» como resultado de los ataques rusos en la cercana Vrubivka.

También se espera que las fuerzas rusas lancen una nueva ofensiva en Sloviansk, en Donetsk.

El ejército de Putin ha pivotado hacia el este de Ucrania desde que fracasó su ofensiva sobre las principales ciudades Kyiv y Kharkiv.