Otros Salud

Los mejores tratamiento faciales que deberías realizarte según tu edad

Este 2021 es sin duda la edad de oro del cuidado de la piel. El auge de la categoría es obvio, ya que los nuevos productos se lanzan sin cesar y el desplazamiento por las redes sociales te lleva a no saber qué productos elegir.

A estas alturas, es más probable que tengas una rutina de cuidado de la piel de varios pasos que una sólida cuenta de ahorros; sin embargo, la queja número uno que se escucha en las estéticas es que todavía no están seguros no sólo de qué productos comprar, sino también de qué servicios profesionales realizarce, especialmente para el siempre popular «tratamiento facial». En última instancia, esa confusión podría disuadirles de intentar siquiera reservar una cita con un profesional del cuidado de la piel. Y aunque las rutinas de cuidado de la piel y los productos de calidad son fundamentales para mantener los resultados, la sobrecarga de información que te aleja de un esteticista o un dermatólogo hace un gran daño a tus objetivos generales de la piel.

Existen muchas opciones, pero lo más importante es que sepas elegir a los profesionales adecuados, como por ejemplo los tratamientos faciales barcelona que te garantizan no solo calidad, sino además buena atención.

Un error común es que la gente se deja influenciar con demasiada facilidad. Es muy difícil dejar que la piel de una persona tolere lo que le corresponde. Mucha gente cree que su piel es fuerte sólo porque es joven. No puedes equivocarte con un esteticista o un dermatólogo que ofrezca personalización en sus servicios y que construya tu tratamiento en torno a las necesidades de tu piel.

Centrarse en las preocupaciones personales sobre el cuidado de la piel también requiere tener en cuenta la propia biología. Otro error es no prestar atención a cómo envejece tu familia. Gran parte de la forma en que envejecemos se debe a la genética. Comprender los problemas generales de la piel asociados a cada década es crucial para enderezar el rumbo y dirigirte hacia los correctos profesionales en la piel (y mantenerla sana durante toda la vida).

Así que si tienes curiosidad por saber qué tratamientos para el cuidado de la piel debes pedir y qué ingredientes beneficiosos debes incorporar a tu rutina (profesional o no), echa un vistazo a los mejores tipos de tratamientos faciales para tu edad a continuación.

Tratamientos faciales a los 20 años

A los 20 años hay que establecer una buena rutina. Es un buen momento para hablar de esos fundamentos con una esteticista a la que deberías acudir al menos tres o cuatro veces al año para una limpieza profunda, una exfoliación profesional y una información básica sobre el cuidado de la piel por parte de un profesional.

Tratamientos faciales a los 30 años

La piel fotodañada suele empezar a aparecer a los 30 años debido a que no se utiliza la protección solar de forma seria a los 20 años. El fotodaño puede ir desde pecas, tono de piel desigual o incluso un rostro oscurecido con un cuerpo más claro. Se recomienda tratamientos iluminadores que incluyan antioxidantes como la vitamina C, el ácido ferúlico, el resveratrol y la niacinamida. A los 30 años es cuando la gente empieza a ver cambios sutiles en su piel. Y es por ello que se necesita prestar mucha atención y tener la rutina de acudir a tu estética de confianza.

Tratamientos faciales a los 40 años

Esta década se caracteriza principalmente por la pérdida de volumen y la oquedad, sobre todo en el contorno de los ojos, lo que exige servicios específicos de antienvejecimiento y refuerzo del colágeno. Se recomienda hacer mezclas de tratamientos de fibrina rica en plaquetas (PRF) que es realmente natural para las personas con más huecos bajo el ojo. Hay que tener mucho cuidado y no exagerar. Una vez que los ojos se ven demasiado rellenos, se empieza a distorsionar el rostro. Aunque los tratamientos inyectables no pueden sustituir los beneficios de los tratamientos faciales habituales cuando se trata de mantener la piel limpia y sana, pueden proporcionar efectos temporales de elevación, esculpido y voluminización que los pacientes de esta edad podrían estar buscando.

Tratamientos faciales a los 50 años

Los cambios hormonales empiezan a aparecer en esta década, por lo que es posible que experimentes una combinación de todos los cambios de la piel que hayas experimentado. Acné, decoloración, laxitud de la piel, opacidad, etc. La terapia combinada dirigida es lo mejor en este momento de tu vida. Centrarse en la hidratación y potenciar el colágeno de forma integral a través de retinoides y tratamientos en el consultorio es ideal para abordar simultáneamente una serie de preocupaciones sobre el cuidado de la piel.

Tratamientos faciales a partir de los 60 años

La mayoría de las personas empiezan a alejarse de los tratamientos agresivos a esta edad. En lugar de una exfoliación profunda, se recomienda hacer las exfoliaciones medias y superficiales. A medida que se envejece, la piel se vuelve significativamente más seca y frágil, lo que significa que requiere menos exfoliación y más ingredientes suaves e hidratantes.